Categorías
Finanzas

Cómo ahorrar y no morir en el intento

Todos sabemos la importancia de reservar un porcentaje de nuestras ganancias. Sin embargo son muchas las personas que fracasan en su plan de ahorros, los factores que pueden ocasionar no alcanzar los objetivos son diversos, por tal razón hoy veremos cómo ahorrar sin morir en el intento, consejos y tips básicos que podrás poner en práctica de forma inmediata, y que permitirán ayudarte a cumplir tus metas financieras en temas de ahorros.

¿Por qué se debe ahorrar?

Cómo ahorrar y no morir en el intento
Box money icon, Iconfinder.

Tener en claro está respuesta es importante para crear un compromiso acerca del ahorro, y el por qué lo debes dar tú. En base a tus finanzas puedes ahorrar por un sin fin de ideas, entre las que podemos destacar:

Comprar cosas que siempre has anhelado, como por ejemplo una casa, un carro, una moto, básicamente cualquier cosa.

  • Planear un viaje con tu familia.
  • Pagar tus estudios o los de tus hijos.
  • Hacer una inversión.
  • Reservar dinero para futuras eventualidades.
  • Acumular dinero para un posible retiro.
  • Hacer un regalo a una persona.

En fin, son muchas cosas por las cuales puedes necesitar empezar a ahorrar, veamos ahora aspectos que nos servirán para ahorrar y no morir en el intento.

Es importante mentalizarte que necesitas mucha disposición, disciplina y querer alcanzar tus metas de ahorros. Si no te frustraras, y terminarás fracasando en tus objetivos.

Gastos hormiga

Cuando sales rumbo al trabajo, universidad, escuela, etc. Hacemos pequeños gastos que generalmente llamamos gastos hormiga, son esos gastos muy pequeños y repetitivos que al sumarlos en fin de mes, pueden representar un valor considerable en tus finanzas. Así que debes analizar cuáles son tus gastos hormiga, algunos ejemplos pueden ser: Agua, golosinas, postres, jugos, chicles. Son muchos los gastos hormiga que corroen tus finanzas personales.

Un aspecto importante frente a los gastos hormiga, es saber que existen, de lo contrario pasarás toda tu vida pagando inconscientemente por ellos.

Puedes reducirlos muy fácilmente, un ejemplo. Si eres de los que compra agua para tomar mientras trabajas, empieza a llevar el agua de tu casa, ¡ahorrarás mucho!

Deudas, Acaba con ellas

Este es un punto muy variante, en vista que todos manejamos deudas con diferentes valores y formas de pago; lo importante aquí es crear la cultura de pagar las dudas lo más pronto posible. Al parecer todos queremos hacerlo, sin embargo algunas personas con la facilidad de abonar a sus deudas más de lo mínimo, no lo hacen. Inclusive, teniendo la oportunidad de salir de ellas tampoco lo estiman.

Las deudas son buenas y malas, determina el tipo de deuda que manejas y procura hacer un plan para acabar con ellas, a medida que tienes menos deudas, tu capacidad de ahorro aumentará y podrás mirar otros horizontes, incluso para hacer inversiones.

Gastos fuera de la casa

Seguramente te ha pasado que compras para comer fuera de casa y luego al llegar a tu casa comes nuevamente, pues bien. La idea en este punto es no dejarte tentar por lo que veas en la calle, recuerda que en casa tienes tus alimentos y en la mayoría de los casaos más saludables.

Ahora bien, si compras almuerzos fuera de casa, nada más crea la costumbre de llevarlo a la oficina, quizá representará algo más por hacer antes de salir de casa; nada más has cuentas del valor ahorrado mensual, esto quizá te de un poco dé ánimo para hacerlo.

Nada de dinero bajo el colchón

Una forma de manejar el dinero por personas de avanzada edad, es tenerlo en casa bajo el colchón. Sin embargo ya sabemos que no es una buena idea, en vista que tu dinero irá perdiendo su valor, y además no generará más dinero para ti.

¿Dónde puedo dejar mi dinero entonces?, la recomendación es que ahorres invirtiendo, puedes utilizar productos básicos de los bancos como CDTs o fondos de inversión.

Lo importante es no tener dinero estancado en casa sin hacer nada.

Poco a poco también se ahorra

Uno de los escenarios comunes en personas que no ahorran, es decir que no lo hacen por sus bajos ingresos. Pero, con una buena cultura de ahorro, pocos aportes, se convierten en montos considerables.

No te desanimes si el valor que mes a mes guardas es mínimo, verás que tu esfuerzo poco a poco tomará forma. Solo debes ser constante.

Crea el hábito de reservar mensualmente un monto para ahorro

La disciplina en el ahorro es fundamental, quizá en los primeros meses de tu ahorro, sea algo difícil. Sin embargo al crear el hábito de ahorrar, sentirás satisfacción, pensarás más en lo que gastas y lo que estás ganando mes a mes, sin duda hacer hábitos de ahorro es una labor productiva para tus finanzas personales y las de tu familia.

Traza metas de ahorro

Básicamente este consejo es poner una meta de ahorro para las próximas semanas, meses o si eres bastante paciente y con buena cultura de ahorro años, trazar una meta, permitirá sentir percibir como vas en tu proceso, dará indicaciones de si debes esforzarte más o vas bien según tus planes.

Estos fueron algunos consejos de cómo ahorrar y no morir en el intento, recuerda. Tu perseverancia marcará la diferencia, no te desesperes, lo importante es que estás en el proceso de ahorros, garantiza que todos tus esfuerzos valgan la pena, utilizando bien los recursos ahorrados.

Si este post fue de ayuda para ti, no olvides dejar un comentario, también puedes contar tu experiencia o lo que estés haciendo. Nos ayuda a seguir creciendo. ¡Vamos!, no te llevará 1 minuto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − = 14